(916) 919-7476
help@borntogive.com

ESPANOL

Los padres son la clave de la educación

La semana pasada, durante su discurso ante la sesión conjunta del Congreso, el presidente Donald Trump declaró que la educación es “el tema de los derechos civiles de nuestro tiempo,” haciendo eco a declaraciones similares emitidas por los presidentes anteriores, Barack Obama y George W. Bush. Sobre este tema, yo no podría estar más de acuerdo.

Los hispanos y otras minorías son una proporción creciente de la población de estudiantes en Estados Unidos, sin embargo sus resultados académicos siguen siendo peligrosamente inferiores a los de sus compañeros blancos. Como tal, la equidad educativa es la línea del frente en la batalla para el futuro de Estados Unidos. Por esta razón, esta semana quiero resaltar el increíble trabajo de David Park, de Héroes de Aprendizaje, para conocer su perspectiva sobre este tema tan crítico. Mi esperanza es que sus ideas provean herramientas prácticas a los padres para que puedan asegurar el éxito de sus hijos en el salón de clase.

David, ¿cuál crees que es el desafío más grande en la educación hoy en día?
Ciertamente hay desafíos en la educación, pero también hay tremendas oportunidades, así que empecemos por allí. Sabemos por nuestra encuesta nacional Parents 2016 que los padres de estudiantes K-8 tienen altas aspiraciones para sus hijos. Un 83% de los padres Afro-Americanos y un 90% de los padres hispanos creen que una licenciatura en un colegio de dos o cuatro años es muy importante para ellos.

Pero, un gran desafío es que muchos jóvenes no están preparados para la educación superior. De hecho, el 60% de los estudiantes universitarios tienen que tomar cursos correctivos en su primer año para poder llegar al nivel básico de aprendizaje en la universidad. Las investigaciones nos dicen que los padres tienen un rol critico en el progreso académico de sus hijos, y es allí dónde Héroes de Aprendizaje les puede ayudar.

¿Cómo ayuda Héroes de Aprendizaje a los padres para que se involucren en el proceso de aprendizaje?
En Héroes de Aprendizaje, nuestra meta número uno es equipar a los padres con información, recursos y acciones sencillas para que ellos puedan apoyar bien a sus hijos. Según un estudio de RAND, la familia puede tener cuatro a ocho veces más impacto sobre el desempeño académico del estudiante que los maestros (y por supuesto los maestros son muy importantes). Pero muchas veces los padres necesitan ayuda para identificar lo que pueden hacer para apoyar a su hijo o hija en la escuela.

El primer paso que los padres deben dar es entender las áreas donde su hijo o hija sobresale y las áreas donde necesita ayuda. Como grupo, el 87% de los padres hispanos creen que su hijo está al nivel adecuado o más arriba en matemática (pero los resultados de NAEP nos dicen que en realidad solo el 26% de los estudiantes hispanos son competente en matemática). El 84% de padres también creen que sus hijos son están a un nivel alto en lectura (pero en realidad solo 21% son competentes).

¿Cómo pueden los padres tener una mejor idea de los logros académicos de sus hijos?
Como un solo paquete, las reflexiones del maestro, las calificaciones, las observaciones de los padres y los resultados de los exámenes anuales estatales pintan un panorama del estado académico de sus hijos. También ayudan a clarificar si él o ella está al nivel adecuado para su grado y si estará preparado(a) para el año que viene. Nuestro sitio web, BeALearningHero.org provee herramientas y recursos en inglés y en español, en un solo lugar, de organizaciones en las cuales podemos confiar, como Scholastic, National PTA, GreatSchools, entre otras.

Después de que muchos estados adoptaron nuevos estándares académicos, ¿cómo estamos evaluando ahora a los estudiantes?
El debate sobre el “Common Core” ha dejado a muchos padres confundidos sobre los estándares para los exámenes. La conclusión es que cada estado debe medir el progreso de cada niño en lectura y matemáticas en los grados 3-8 y por lo menos una vez durante los grados 10-12.

¿Por qué es tan importante el examen estatal?
Los resultados de los exámenes estatales ayudan a los padres a entender qué tan preparados están sus hijos para el siguiente año escolar. Combinada con las calificaciones y el trabajo de salón, la prueba estatal puede ayudar a los padres a saber qué tan bien está cumpliendo su hijo con las expectativas de su grado en matemáticas y artes del lenguaje inglés.

¿Qué consejo le puede dar a los padres mientras ayudan a sus hijos a prepararse para los exámenes estatales?
Los padres pueden ayudar a reducir el estrés y la incertidumbre por medio de pasos simples, como revisar con ellos las preguntas de exámenes modelo. Aún más, ellos pueden practicar con un examen disponible en nuestro sitio web. También hemos creado una guía en línea, “Prepárate para el Examen,” la cual está disponible en inglés y español. “Prepárate para el Examen” incluye mucha información específica por estado y una variedad de consejos –desde cómo entender los resultados de las pruebas del año anterior, cómo hablar con el maestro sobre el examen, cómo enfrentar los nervios y mucho más–.

¿Cuáles son algunos otros recursos de Héroes de Aprendizaje en inglés y español? ¿Cómo han visto que estas estrategias hayan beneficiado a los estudiantes y a los padres?

Muchos de nuestros recursos están disponibles en inglés y en español. Un buen ejemplo de un recurso en inglés/español es “Ruta al Futuro” que fue desarrollado en asociación con Univision y el National PTA. La “Ruta al Futuro” es una guía que ayuda a los padres a entender cada temporada del desarrollo de su hijo –desde qué debe saber un niño cada año escolar y cómo pueden los padres dar apoyo social, emocional y académico en casa, hasta como iniciar el proceso de planificación para el college–.

Basándonos en un estudio preliminar realizado a principios de este año y de lo que hemos visto en las comunidades en las que estamos trabajando, sabemos que una estrategia que busca a los padres donde están y les proporciona recursos tiene un impacto muy positivo en términos de incrementar el conocimiento, habilidades y acciones de los padres para que ellos ayuden al desarrollo académico de sus hijos. La realidad es que los padres son la clave, y los datos apoyan esto. Es por eso que Héroes de Aprendizaje existe, para que padres puedan ayudar a sus hijos a tener éxito.

La Coalición de Fe y Educación es una iniciativa de la Conferencia Nacional de Líderes Hispanos Cristianos. Con 2,568 miembros que representan casi 3,000 iglesias en 44 estados, la Coalición de Fe y Educación aboga por la igualdad y la alta calidad de la educación para todos los estudiantes en Estados Unidos.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

Original article can be read here: http://www.univision.com/noticias/opinion/los-padres-son-la-clave-de-la-educacion

Read more

Declaración del reverendo Samuel Rodríguez, presidente de la Conferencia Nacional de Liderazgo Hispano Cristiano (NHCLC)/CONEL sobre el ataque terrorista en Orlando el 12 de junio de 2016

“El deplorable acto de terrorismo de hoy va contra todo lo que defendemos como norteamericanos y como cristianos. Toda vida merece ser amada, apreciada y respetada. Lloramos con los familiares de las víctimas y rezamos por los heridos en Orlando. Además, pedimos a todos los norteamericanos que se unan con el propósito de levantar una muralla protectora de amor, gracia, verdad y respeto contra la intolerancia, el odio, el fanatismo y la violencia”. Rev. Samuel Rodriguez

Read more

La Conferencia Nacional de Liderazgo Cristiano Hispano hace un llamado a las iglesias para liderar el camino hacia la paz tras una semana de horrorosos actos de violencia

SACRAMENTO, California, 11 de julio de 2016 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Después de una semana sin precedentes de actos de violencia racial en todo Estados Unidos, la National Hispanic Christian Leadership Conference (Conferencia Nacional de Liderazgo Cristiano Hispano, o NHCLC) ha hecho un llamado hoy a las iglesias en todo el país para que se conviertan en agentes de paz y se levanten y sean la luz para el mundo, constituyendo “la ciudad que brilla sobre la colina” ordenada por Jesús en la Escritura.

“Vivimos en tiempos oscuros. Los acontecimientos que condujeron a la muerte la semana pasada de Alton Sterling, Philando Castile y cinco agentes de la policía en Dallas muestran el caos y el mal que prevalece en nuestro mundo”, dijo el Reverendo Samuel Rodríguez, presidente de la NHCLC. “Al comenzar una nueva semana, ahora es el momento de alejarnos de la oscuridad del odio, el fanatismo, la violencia y la intolerancia y volvernos hacia la luz del amor, la verdad y la justicia”.

Como parte de ese desafío, la NHCLC está haciendo un llamado a las iglesias para que “sean la luz”, trabajando con las iglesias y los pastores afroamericanos en sus comunidades para hacer frente a los problemas y las preocupaciones, y al mismo tiempo construir un cortafuegos multiétnico preventivo contra las disparidades en las prácticas de ejecución de la ley y haciendo hincapié en la imagen de Dios, o Imago Dei, inherente en todas las personas –independientemente de la raza.

“Podemos pasar días, meses y años condenando la oscuridad o podemos encender la luz del amor y el perdón con deliberada convicción”, dijo Rodríguez. “Porque cuando la luz se encuentra junto a la oscuridad, la luz gana siempre”.

Además, a partir de este otoño, la NHCLC lanzará la Conferencia Nacional de Liderazgo Cristiano, una coalición multiétnica centrada en Cristo y basada en la Biblia, dedicada al movimiento cristiano de derechos civiles centrado en la vida, la libertad religiosa, la unidad racial y la igualdad educativa.

NHCLC/CONEL es la mayor organización cristiana hispana del mundo, que sirve como una voz representativa para los más de 100 millones de evangélicos hispanos en más de 40,000 iglesias de Estados Unidos y otros cientos de miles de congregaciones extendidas por toda la diáspora de habla hispana. Para obtener información adicional, visite el sitio http://www.nhclc.org.

Read more

Las medidas migratorias: van a tomar más que una protesta, hay que ponerse un traje y una corbata

Las medidas migratorias: van a tomar más que una protesta, hay que ponerse un traje y una corbata
“Los latinos somos buenos para oponernos a la injusticia y protestar. Lo hemos estado haciendo toda la semana. Pero no somos muy buenos en la acción política”.

Esta ha sido una semana desalentadora para los inmigrantes en toda la nación, y no sin motivos.

Las comunidades de inmigrantes están buscando respuestas después de la publicación de reportes de redadas migratorias por ICE en varias ciudades dentro de Estados Unidos; de la detención de soñadores como Daniel Ramírez Medina de Seattle, y la deportación de
padres de ciudadanos estadounidenses como Guadalupe García de Rayos de Arizona. Aunque las recientes directrices del DHS indican que los dreamers serán protegidos –lo cual aplaudo–, las nuevas directrices mandan señales mixtas y aumentan la discreción
para deportar que tienen los oficiales de migración.

Permítame ser muy claro. Elogié al Presidente públicamente después de su decisión de reinstalar la “Política de la Ciudad de México” (que prohíbe usar fondos federales estadounidenses para apoyar a organizaciones civiles que promueven el aborto) y aplaudí la intención del Presidente Trump de desmantelar la Enmienda Johnson (una cláusula que estipula que entidades libres de pagar impuestos, como iglesias u organizaciones caritativas, no pueden participar, directa o indirectamente, en ninguna campaña política a favor o en contra de un candidato). Celebré cuando solo dos horas después de una reunión que tuvimos con la administración en diciembre el Presidente emitió una declaración prometiendo “hacer algo” con respecto a los dreamers (o soñadores). Me siento honrado de trabajar con esta administración cuando me lo han pedido y continuaré haciéndolo si me lo piden.

Pero he sido muy claro también, en privado con la administración y en publicó en entrevistas recientes, en que no puedo condonar o defender una política migratoria que separa familias.

Manteniendo esa promesa, la semana pasada emití una declaración urgiendo al presidente Trump que defina y limite sus políticas migratorias a criminales violentos –narcotraficantes, asesinos, y miembros de pandillas– que son una amenaza clara e inmediata para la seguridad pública. Deportar a los padres indocumentados de hijos ciudadanos representa una afrenta a la santidad de la vida y a nuestros valores compartidos como estadounidenses.

El caso de Guadalupe García de Rayos es complicado, y decir otra cosa es contrario a la realidad. Casi una década atrás, en una redada migratoria en su lugar de trabajo, García de Rayos fue declarada culpable de suplantación de identidad, un delito grave de clase 6 criminal. En otras palabras, ella usó un número de seguro social robado para poder emplearse. También estaba usando un número de residencia robado. García de Rayos se declaró culpable y fue condenada a dos años de libertad condicional y servicio comunitario.

Aunque comunes entre inmigrantes indocumentados, es importante que la comunidad hispana reconozca que estos no son crimines sin víctimas. El robo de identidad impacta el historial de impuestos de la víctima y afecta su crédito por años. También tiene un efecto agregado en todos nosotros, en la forma de tasas más altas de tarjetas de crédito e incluso en la distribución de los dólares de los impuestos. Estados Unidos es un país de leyes, y cuando los inmigrantes violan las leyes se ponen en riesgo a sí mismos y a la comunidad en general.

Pero lo de Guadalupe no se trató de violaciones repetidas de la ley y ella no demostró ninguna intención maligna. Debía de haber consecuencias para su crimen –por el cual recibió dos años de libertad condicional y servicio comunitario– pero García de Rayos simplemente estaba trabajando para proveer a su familia.

Además, la familia que estaba sosteniendo incluye dos hijos que son ciudadanos de los Estados Unidos. ¡Y este es el centro de esta situación! Puedes argumentar, como algunos lo han hecho, que los hijos de inmigrantes indocumentados no deberían de recibir ciudadanía al nacer en este país, pero esta no es la manera en que la Enmienda 14 ni las leyes del país son interpretadas ni aplicadas. La actual interpretación de la ley ha sido apoyada por una innumerable cantidad de decisiones judiciales.

Entonces, ¿dónde quedamos?

Una interpretación estricta de la orden ejecutiva de la administración separaría familias amorosas, llevando el futuro de miles de niños estadounidenses a una incertidumbre peligrosa. No solo sería una de las políticas más dañinas jamás promulgadas por el gobierno de Estados Unidos, también resultaría en una carga increíble para el estado. Un sinnúmero de niños quedarían sin padres, dejando a los funcionarios locales y a los ciudadanos que pagamos impuestos responsables por su cuidado. Este es un escenario en donde todos pierden y que tiene consecuencias potenciales horribles.

Y aquí está el problema: nuestros funcionarios, a menos de que sean latinos, no entienden las experiencias de nuestra comunidad.

Los latinos somos buenos para oponernos a la injusticia y protestar. Lo hemos estado haciendo toda la semana. Pero no somos muy buenos en la acción política. Tenemos que educar a nuestros congresistas sobre las implicaciones de esta orden, y tenemos que ayudarles a encontrar mejores soluciones. Tenemos que llamar a sus oficinas e ir a Washington D.C. Tenemos que caminar por los pasillos del Capitolio. No podemos esperar que ignoren la ley, pero podemos ayudarles a que la mejoren.

Protestar sin acción concreta solo causa más ruido y controversia. Cada lado se indigna, y al final nos puede lastimar más que ayudar. Tenemos que acompañar nuestras protestas con una medida igual de acción política. Lo uno –sin lo otro– es insuficiente.

Como la comunidad con el crecimiento demográfico más rápido de Estados Unidos, los hispanos necesitamos aprender cómo usar el sistema a nuestro favor y como persuadir a los legisladores, uno por uno, a que se pongan de nuestro lado. Por cada diez de nosotros que levanta pancartas en la esquina, debería de haber cien de nosotros caminando por los corredores de poder, reuniéndose con quienes podrían tomar medidas a nuestro favor si tan solo entendieran nuestros asuntos, y si supieran que nos preocupan tanto que nos tomamos el tiempo para ir a sus oficinas a explicarles lo que es importante para nosotros.

Necesitamos mantener a nuestros hijos en escuelas secundarias, universidades y escuelas de leyes (y sacarlos de las calles), para que sean entrenados para pelear por la siguiente generación. Y necesitamos liderar con el ejemplo… quitémosle el polvo a nuestros trajes y corbatas y digamos presentes. La pelea por los derechos civiles de los negros involucró huelgas, protestas y acciones simbólicas. Pero fue más que eso. También involucro acción audaz, política y legislativa.

Esta semana, hemos sido muy ruidosos, pero no estoy seguro de que hayamos sido muy efectivos. No es por falta de poder. Somos demasiado grandes para ser ignorados.

Será por falta de estrategia si nos quedamos atrás.

Únete a mi para pedir que nuestros funcionarios públicos actúen rápidamente y corrijan el curso antes de que más familias sean lastimadas.

Rev. Samuel Rodríguez es Presidente de la Conferencia Nacional de Liderazgo Cristiano Hispano. Ha sido nombrado por CNN y FOX News como “el líder del movimiento Hispano Evangélico,” y la revista TIME lo nominó entre los 100 líderes más influyentes en Estados Unidos.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

http://www.univision.com/noticias/opinion/las-medidas-migratorias-van-a-tomar-mas-que-una-protesta-hay-que-ponerse-un-traje-y-una-corbata

Read more

Los latinos no son un voto barato

Los latinos no son un voto barato

“Los hispanos identifican la educación y empleo como las principales preocupaciones sociales que enfrentan hoy como grupo en Estados Unidos. ¡Estos son temas aún más urgentes que la inmigración!”.

Getty Images

El voto hispano desempeñó un papel decisivo en la elección de nuestro nuevo presidente, aunque no de la manera en que la mayoría de la gente lo esperaba.

Nuestra comunidad demostró estar preocupada por la igualdad educativa, por la reforma migratoria, por la vida de los aún no nacidos. En general, por la suerte del inmigrante. Algunos entre nosotros no podemos olvidar tan fácilmente el Sueño Americano que nos trajo aquí en primer lugar.

Demócratas y republicanos, asimilen esto: los latinos no somos votantes de una sola cuestión.

La comunidad hispana no es monolítica. De hecho, encontramos ofensivo cuando los medios de comunicación, los encuestadores y académicos hablan de nosotros como si no fuéramos de distintas nacionalidades, costumbres, culturas y fe. Si australianos, estadounidenses e Ingleses comparten un idioma pero difieren en el acento, historia política e identidad nacional, ¿no deberíamos acercarnos a los guatemaltecos, mexicanos, puertorriqueños, cubanos y otros con un nivel similar de sofisticación y entendimiento?

Tomemos por ejemplo los patrones de votación de los cubanoamericanos en Florida en noviembre. El 54% de esa comunidad votó por Donald Trump, comparado con el 47% que lo hizo por Romney en 2012. Esta es una comunidad que huyó del comunismo y no lo han olvidado. La tendencia hacia la izquierda del partido Demócrata los alarmó más que la retórica del señor Trump y se sintieron muy decepcionados cuando muchas voces de la izquierda elogiaron el legado del brutal dictador Cubano, Fidel Castro, después de su reciente muerte.

publicidad

Tomemos también el cambio en la composición religiosa de los hispanos en Estados Unidos. Según una investigación de Pew Research Center, en 2013 uno de cada cuatro hispanos era protestante o evangélico –un grupo que pudo haber votado en un 66% a favor de Donald Trump–.

Al final, hubo cuatro millones más de votantes hispanos en 2016 que en 2012. Este cambio demográfico debió haber reforzado la “pared azul” que no sólo bloquearía la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, sino cualquier golpe a la inmigración en un futuro previsible.

Sin embargo, cuando todo estaba dicho y hecho, Trump superó a Romney por un 2% entre los Hispanos de todo el país.

¿Por qué? Déjenme decirlo otra vez: los latinos no son votantes de una sola cuestión.

Los hispanos identifican la educación y empleo como las principales preocupaciones sociales que enfrentan hoy como grupo en Estados Unidos. ¡Estos son temas aún más urgentes que la inmigración!

La tasa de deserción escolar de los jóvenes hispanos es nuestra mayor preocupación, seguida de cerca por el desempleo (el 58% y 56% de los hispanos dicen estar “muy preocupados” por ambos temas).

Quizás la característica más unificadora entre los hispanos es que amamos y priorizamos a nuestras familias sobre todo lo demás. Si nuestras escuelas les están fallando a nuestros hijos, en esencia los estamos dejando por fuera del futuro que hemos estado trabajando para ayudar a su seguridad.

publicidad

El Informe Estado de la Educación Hispana señala que las habilidades entre los niños hispanos son 23% menores en lectura y 22% más bajas en matemáticas que las de los estudiantes blancos. Estas estadísticas son simplemente inaceptables para los hispanos y francamente deberían horrorizar a todos los estadounidenses.

Es por eso que mi organización, La Conferencia Nacional de Líderes Cristianos Hispanos, no se enfoca exclusivamente en la reforma migratoria. Nosotros tenemos también una próspera Iniciativa de Fe y Educación (faithandeducation.com) que ha disfrutado de un gran apoyo –reuniendo a líderes de 3,000 iglesias locales en 44 estados– porque estamos enfocados tanto en la igualdad educativa como en otra prioridades.

Ese es sólo uno de los innumerables ejemplos.

En la nueva era política que está naciendo en Estados Unidos, nuestros políticos deberán estar muy activos. Los latinos nunca atacarán a ningún partido sino que se mantendrán muy atentos a todo lo que hagan nuestros líderes. Comparados con otros bloques de votación (es decir evangélicos blancos, blancos urbanos, negros, etc.) nuestra independencia relativa es notable. Lo que le importa a los cubanos es diferente a lo que le importa a los mexicanos inmigrantes y así sucesivamente. Los políticos deben respetar nuestras amplias diferencias y hablar a cada comunidad de una manera especial.

publicidad

Como la mayoría de los hispanos son gente de fe, nosotros pelearemos por los derechos del inmigrante, pero pelearemos con el mismo fervor por los derechos del aún no nacido. Como líder en la comunidad cristiana hispana y como pastor, me gustaría ponerlo de otra manera: Los hispanos estamos anhelando políticas que, independientemente de los partidos, reconcilien de una vez por todas la rectitud de Billy Graham con la justicia de Martin Luther King Jr.

Así que republicanos y demócratas por igual, presten atención: los hispanos trabajaremos con ustedes, pero no somos un voto barato.

*Rev. Samuel Rodríguez es el Presidente de la Conferencia Nacional de Líderes Cristianos Hispanos. Nombrado por CNN y Fox News como “el líder del movimiento Evangélico Hispano”. TIME lo nominó entre los 100 líderes de mayor influencia en América. Fue uno de los líderes religiosos invitados a orar durante la ceremonia de posesión del presidente Donald Trump.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

Read more