Skip to main content

Reverendo boricua se ha convertido en el líder evangélico hispano más influyente en Washington

Reverendo boricua se ha convertido en el líder evangélico hispano más influyente en Washington

Posted on

lagrandentrevistaWASHINGTON.- Define su misión como un esfuerzo por reconciliar el “mensaje de salvación ” de Billy Graham con el “activismo profético” de Martin Luther King.

Los presidentes Barack Obama y George W. Bush han pedido sus puntos de vista. Y ahora está decidido a enfrentarse a los republicanos del Congreso, aún los que están más cerca de sus ideas conservadoras, en busca de presionar a favor de la reforma de las leyes de inmigración. Nacido en Newark, Nueva Jersey, el reverendo puertorriqueño Samuel Rodríguez, de 44 años, se ha convertido en una de las voces más importantes del movimiento evangélico en Estados Unidos. Y, ante los ojos de Washington, en el líder hispano evangélico más influyente. “Quiero conciliar los mensajes de Billy Graham y Martin Luther King, hijo con un montón de salsa por encima, con sabor latino”, dijo Rodríguez, en una entrevista reciente en una fría mañana de la capital estadounidense. Rodríguez acababa de bajarse del avión que le trajo de Sacramento, California, donde tiene la sede su Conferencia Nacional de Líderes Hispanos Cristianos (NHCLC, por sus siglas en inglés). Entró casi puntual al Club Nacional Republicano, contiguo a la sede del Partido Republicano de Estados Unidos y a uno de los edificios del Congreso. En octubre y noviembre de 2013, el reverendo Rodríguez se había sumado a un ayuno de 40 días organizado por el grupo “Fast4Families ”, en protesta por la ausencia de un compromiso de los republicanos del Congreso con la reforma de inmigración. Su grupo representa a alrededor de 40,000 iglesias en Estados Unidos, en momentos en que 16 millones de hispanos que viven en este país se confiesan evangélicos. Aunque nació en Newark, se crió en Bethlehem, Pensilvania. Estudió en Penn State y la Universidad de Lehigh, donde completó una maestría en liderato educativo. El día de la entrevista tenía reuniones con la portavoz de la minoría demócrata en la Cámara baja, Nancy Pelosi (California), y altos líderes de la mayoría cameral. Destacó, además, que tiene una estrecha relación con el boricua Luis Gutiérrez, demócrata por Chicago y la bujía del movimiento pro reforma de inmigración en el Congreso.

De dónde surge su vocación religiosa? A los 14 años tuve una experiencia poco común. Mi papá no es predicador, pero íbamos a la iglesia evangélica. Un día entró un predicador del programa antidrogas Teen Challenge. Nunca me había visto, pero a mitad de su servicio me llama por mi nombre y dice que aquí hay un joven, de nombre Samuel, que va a ser utilizado para llevar el mensaje a presidentes y líderes poderosos. Dijo que iba a ser un portavoz de su pueblo y que Dios lo iba a utilizar para sanar y hacer cambios positivos. Dudé. Un año después vino otro predicador y me dijo lo mismo. Ese fue el llamado que me dio el empuje.

Desde cuándo se convirtió en ministro? Desde los 16 años, por medio del Congreso Nacional Hispano Cristiano. Tuve un programa de radio que se transmitía en Latinoamérica, Puerto Rico. Luego un programa de televisión con la Cadena del Milagro de Yiye Ávila, desde Bethlehem. Llegué a tener a 10,000 jóvenes latinos reunidos en un mismo local. De ese movimiento, en la década de 1990, llegamos al 2000, cuando me recluta el doctor Jesse Miranda, de la Alianza Ministerial Evangélica Nacional (AMEN), el primer líder latino evangélico que se reunió con un presidente de Estados Unidos, Bill Clinton. Me pidió que considerara recibir el liderato de su organización. Eso fue en 2001, y comencé con NHCLC. Jesse me dijo que su generación existió para sobrevivir. No existía la idea de colaborar con blancos no hispanos y afroamericanos. Pero, él sostuvo que mi generación haría dos cosas: cooperar y preservar. Comienzo a escuchar su nombre durante el gobierno de George W. Bush. El presidente Bush me invitó a ser consejero en un sinnúmero de temas. Me empiezo entonces a reunir con Karl Rove (el principal consejero de Bush), con quien establecí una buena relación. Todos los lunes participaba de una llamada que hacía Rove a unas 5 a 7 personas para evaluar la agenda del presidente de esa semana, dar consejos y hablar sobre cuáles debían ser las metas. Yo era el único religioso.

Se identifica con los republicanos? Soy independiente. No estoy casado ni con el burrito ni con el elefante, sino con la agenda del cordero. No hago el comentario para provocar risa, sino que soy una persona independiente con valores que no comprometo.

Pero sus valores lo acercan más al GOP? Me acercan más a una agenda de fe y familia, fuera de una dependencia continua del gobierno. Pero, he recibido el respaldo de muchos demócratas. Fui consejero del presidente Obama en su ‘task force’ sobre paternidad, la reforma de inmigración... Me he reunido más con Obama que lo que me reuní con Bush.

Está a favor de una reforma de inmigración? Estoy a favor de una reforma total. Por eso, cuando tratan de decir que Rodríguez es de un partido, eso es imposible. Tengo problemas cuando los cristianos se casan con una ideología política. Un seguidor de Jesucristo no debe estar casado con un partido, debe ser siempre independiente y evaluar a los candidatos de acuerdo a sus valores personales. Hay demócratas que tienen mis valores, que son pro vida, creen en la reforma de inmigración y no quieren ver a las personas dependiendo del gobierno por tres generaciones.

En la Cámara es al GOP al que se atribuye frenar la reforma. Lamentablemente así es. Hay muchos valores en el Partido Republicano que sí corresponden con el pueblo latino. El 50% de los hispanos evangélicos apoyaron a Mitt Romney. Los dos grupos que más apoyaron a Romney entre los hispanos fueron los hispanos evangélicos y los cubanos. Los republicanos tienen el temor de que si Obama firma la ley (que saca de las sombras a los indocumentados), el presidente, como sucedió en el caso de los afroamericanos y Lyndon B. Johnson, sea quien reciba todo el crédito. Cuando hizo el ayuno de 40 días, habló de que tuvo complicaciones de salud. No puedo negar que me perjudicó la salud. Perdí mucho peso rápidamente. Me bajaron las defensas, me dio una bronquitis que estuvo casi a punto de ser pulmonía. Pero, no me arrepiento.

Cuál debe ser el próximo paso? En el medio de los días de ayuno me reuní con el liderato republicano entero de la Cámara, encabezado por John Boehner. Me dijeron que estaban trabajando en una plataforma (pro reforma). Cuando anunciaron sus principios, les di mi respaldo. Una semana después quitaron lo que acababan de presentar. Me dejaron colgando. Hay distritos en la Cámara de Representantes y algunos en el Senado donde sería imposible ganar sin el voto latino. Le hablo a nuestros feligreses en 45 estados, si un candidato no está a favor de la reforma migratoria, no deben votar por él.

No se vincula con un partido, pero sí con candidatos? No digo que voten por tal persona, sino que deben votar por candidatos que tengan ciertos valores. ¿Se identifica con los inmigrantes, porque ve la historia de sus padres reflejada en ellos? Cristo dijo en Mateo 25 que la medida del cristianismo es como nosotros tratamos al extranjero, al que tiene sed, al que tiene hambre. Me identifico con el inmigrante porque sufrí racismo cuando niño y joven. Me crié en una ciudad que amo y aprecio, pero sufrí el racismo a nivel diario. Estaba casi todos los días en la oficina del principal, porque me defendía de los comentarios que me hacían. Soy pastor de inmigrantes.

elgrande

Están en contra de que la mujer tenga la opción de someterse a un aborto? Somos pro vida 100%, pero teniendo el respeto de que si la mamá o él niño están a punto de morir, son decisiones personales que deben tomar la mamá y el papá con el médico. No me gusta decir “estar en contra de”, pues reconozco que la imagen de Dios se carga en cada ser humano fuera y dentro del

Su posición sobre el aborto no le aleja de la clara mayoría de los demócratas? Respetan lo que me motiva. No me limita. Ni condeno ni lanzo piedras en contra de las mujeres que han tenido abortos. Pero sí le dice a sus feligreses que no voten por candidatos que defienden el derecho de la mujer a decidir. Eso es correcto. Lo más importante es la vida. Este país se fundó bajo el principio de la vida y la libertad. Aunque la retórica de los republicanos es pro vida, tampoco veo la cantidad de abortos disminuyendo drásticamente bajo el liderato republicano.

Cuál es su posición sobre los matrimonios entre personas del mismo sexo? Mi opinión no tiene ni ton ni son, pero soy un predicador de las Sagradas Escrituras que en el Viejo y Nuevo Testamento definen el matrimonio como una sagrada institución entre un hombre y una mujer. Reconocen el estilo de vida homosexual como un estilo de vida pecaminoso. A la misma vez tengo problemas cuando se eleva al homosexualismo como el pecado de los pecados, cuando no hablan del adulterio, o del odio. Fuimos de los primeros evangélicos en lanzar una campaña en contra de la homofobia.

Tienen homosexuales en su grupo? Hay unos valores que se afirman.

No participan abiertamente de su iglesia? No solo invito a homosexuales, sino también ateos, agnósticos. La iglesia no es un club social. Si la iglesia es el hospital de Dios, es para hablarle a todo el mundo. La imagen de Dios existe en todos los seres humanos, incluso en las personas de la comunidad LGBTT. La imagen (que se tiene) del evangélico es un anglosajón que siempre está molesto con las cosas, quiero presentar el amor de Dios. No lo digo solo por su iglesia, pero tienen la encomienda de trabajar para mejorar los derechos de su gente.

Eso no alcanza al derecho de los homosexuales al matrimonio? Lucho por los derechos civiles de cada ser humano y los que sufren intolerancia.

Eso incluiría entonces dejar que la sociedad reglamente el matrimonio civil como le parezca? Para mí lo que dice la palabra de Dios es la verdad. Por eso creo que el matrimonio es una institución sagrada, entre el hombre y la mujer. El matrimonio siempre ha sido una extensión de la óptica religiosa. Ninguna comunidad tiene derecho a imponer una definición nueva. ¿Tiene representación en Puerto Rico? Tenemos sobre 3,200 iglesias, bajo el liderato del doctor William Hernández y la FRAPE.

A nivel personal, mantiene raíces en Puerto Rico? Iba casi todos los veranos a predicar a Puerto Rico, en el 8 en las parcelas Van Scoy, en Bayamón, estaban mis abuelos. Tengo allí todavía tíos, y a mi suegro. Mi esposa es nacida y criada en Puerto Rico. Voy unas tres veces al año para los asuntos del capítulo de la iglesia, doy sermones, me reúno con los pastores, con legisladores puertorriqueños.

Cómo ve al país? Me rompe el corazón ver cómo está la cuna de nuestra fe evangélica, la isla del cordero, como decía Yiye Ávila. La dependencia del gobierno ha hecho una de las comunidades más trabajadoras una de las menos productivas. La dependencia, el vicio de las drogas, la eliminación de las 936, han impactado a Puerto Rico.

Por qué ha crecido tanto el movimiento evangélico? Puerto Rico es la Jerusalén del movimiento pentecostal latinoamericano. De allí han salido evangelistas y predicadores que han influenciado a Latinoamérica. Somos muy espirituales, aún los católicos en Puerto Rico son mayormente carismáticos. Acá son militantes con el tema de la reforma de las leyes de inmigración. ¿Se vinculan en Puerto Rico con el debate de status? Como conferencia no hemos tomado posición Tengo mi propia inclinación.

Habla de ella públicamente? Ojalá que el 1898 nunca hubiese acontecido y que hubiésemos podido desarrollar nuestra plataforma como país independiente, porque somos una cultura linda y poderosa. Pienso que en el corazón todos somos independentistas, en nuestra mente pensamos en el status que tenemos en este momento -lo mejor de dos mundos-, pero en el bolsillo, en la mano, lo mejor sería que Puerto Rico se convierta en estado. No creo que va a acontecer en mi generación, porque Estados Unidos con el déficit que tiene no va a recibir un territorio que es más pobre y menos desarrollado que el estado de Mississippi.

Si habla del status de Puerto Rico con sus amigos políticos en Washington, le darían la misma contestación que le dan sobre la reforma de inmigración, que temen que un estado 51 vote principalmente por candidatos demócratas? Los republicanos van a estar menos inclinados a un Puerto Rico estado 51 por la dinámica del voto, porque creen que (los electores de la Isla) van a ser demócratas, aunque no estoy de acuerdo, pues pienso que por el crecimiento del movimiento evangélico muchos van a votar por el partido conservador.